Una República clásica y barroca - Alegoría de la República de Cuba (1902-1958)
Searching...
lunes, 24 de junio de 2013

Una República clásica y barroca


Carteles, 1938
La portada de 1938 de la revista Carteles constituye la más barroca y pródiga en material simbólico. Galindo, el ilustrador, nos entrega una alegoría nacional en extremo poetizada y lírica. 
La República con túnica romana, entronizada, sujeta con su mano derecha un libro con el título de Historia y con la otra una espiga de trigo. La estrella solitaria cierra el vestido en su pecho y se repite el motivo en el gorro frigio que ostenta sobre su cabeza. El escudo adornado con guirnaldas de flores se encuentra al frente, próximo al borde derecho. Una multitud, liderados por un abanderado con el estandarte nacional, avanza hacia ella con ofrendas. Tal escena se desarrolla en un paraje tropical, de palmas y playas.
Esta imagen reitera los símbolos ya tradicionales de la alegoría: los ropajes clásicos, el escudo, el gorro frigio, la estrella solitaria, la bandera, la espiga de trigo, el paisaje tropical como sinécdoque de la Isla, el libro de Historia como metáfora del paso del tiempo,  entre otros. 
Lo realmente excepcional de esta ilustración resulta la prodigalidad iconográfica y la actitud majestuosa de la alegoría sedente. Véanse las portadas de Bohemia de 1928 y 1936, donde también aparece la República entronizada. Las líneas curvas y gráciles ceden, pues, en la década del 30’, frente a la solemnidad y majestuosidad del espíritu de la época, inspirado en las formas duras del Art Decó y en los perfiles angulosos provenientes de la escultura y de los edificios públicos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Le pareció interesante? ¿Algo qué agregar?
Díganos que piensa