Una República Art Decó - Alegoría de la República de Cuba (1902-1958)
Searching...
viernes, 8 de marzo de 2013

Una República Art Decó



Bohemia, 1936
En 1936 un nuevo gobierno se inicia y, luego de los azarosos y fallidos gobiernos provisionales, se ofrece como una oportunidad de restituir el honor y la integridad perdidos. Bohemia necesita un retrato imponente, grave y digno.
Enrique García Cabrera, uno de nuestros más ilustres artistas, que para estos años constituía el ilustrador habitual de la revista, por la vía del Art Decó halló la respuesta. La estilización geométrica y lo filoso de los volúmenes, así como la monumentalidad de la mujer sedente reafirman el tono respetable y decoroso que se exige del reciente gobierno en el texto a pie de página.
 20 DE MAYO DE 1936 
esta fecha históricamente gloriosa, además de la alta significación que tiene para todos los cubanos, nos trae este año un temblor de ansiedades y un clamor de esperanzas. ahora, más que nunca, probablemente, el nuevo gobierno tiene en sus manos el porvenir de un pueblo anhelante de libertad y de armonía, de calma y de cordialidad, un pueblo consciente y bueno, que necesita dirigentes que sepan comprenderlo y amarlo, y que sitúen el ideal de la patria por encima de todos sus intereses y todos sus individualismos.
Junto con el escudo, en el centro del borde inferior, aparecen otros emblemas: la antorcha como atributo de luz, de comienzo, de proceso purificador, y el haz de varas[1] como símbolo de la unidad, retomado del eje del escudo. Si una sola varilla es frágil, el mazo unido y atado fuertemente es resistente e invencible.
La estrella solitaria sirve de aureola a la República y unas alas estilizadas se adosan a su espalda. Todo se representa en ascenso, como se desea que progrese el horizonte político.
La espontaneidad del préstamo clásico ha sido sustituida por una imagen sintética y madura, que se apropia de las corrientes modernas. Los acontecimientos políticos exigían una madurez conceptual que también fuera perceptible a nivel visual.



[1] El haz de varas (once varas visibles uniformemente distribuidas) sirve de soporte al escudo y simboliza la unión de los cubanos en la lucha por la libertad de Cuba.
Pereda Rodríguez, Justo Luis et al: Cuba y sus símbolos. Ediciones Abril, La Habana, 1992. p. 13.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Le pareció interesante? ¿Algo qué agregar?
Díganos que piensa